Loading...
Usted esta aqui:  Home  >  El ahorro es la base...  >  Current Article

Una forma estratégica de ahorrar: el ahorro por objetivos

By   /  septiembre 11, 2014  /  No Comments

    Print       Email

Ahorro-Chancho-FDG

Siguiendo las recomendaciones de expertos en finanzas personales, se debe ahorrar al menos un 10% de los ingresos. Pero un error muy común es ahorrar por ahorrar, sin un objetivo específico.

¿Pero qué tiene de malo ahorrar solo por ahorrar?

No tienen nada de malo, pero digamos que tiene poco de bueno. Es claro que siempre el ahorro es algo positivo, pero el mismo implica siempre un esfuerzo, una privación de un gasto actual que se difiere y se acumula. Si el ahorro no tiene establecido objetivos bien definidos podemos caer en la desmotivación para seguir ahorrando y lo que es peor, gastar el ahorro volviendo entonces a la situación de partida.

¿Qué es el ahorro por objetivos?

La idea es que cada uno de nosotros sea nuestra propia aseguradora. Por ejemplo, Ud. no tiene cobertura odontológica. Muy bien, adicione a su presupuesto una determinada suma, por ejemplo $500 mensuales. ¿También le gusta viajar? Destine otra suma mensual para eso. Ahora son muy comunes los seguros que cubren sanitaria, electricista y vidrios. Establezca su propia cuota mensual (menor a la que le cobra el seguro) y respétela mes a mes. No se olvide de los arreglos del hogar, mantenimiento de vehículos y demás. Finalmente puede haber un rubro llamado ahorro para imprevistos y ese ahorro será su propio banco para préstamos al consumo, cuando retire dinero luego hay que devolvérselo, lo bueno es que el plazo lo pone Ud. y sin intereses. Lógicamente que si tiene objetivos más ambiciosos como adquirir un inmueble o comprar un comercio también debe asignarse una cuota de ahorro mensual para eso con el objetivo de reducir al mínimo posible el endeudamiento asociado a este tipo de adquisiciones.

Los objetivos del ahorro son personales y deben ser coherentes con las necesidades de cada persona, no hay una cantidad óptima de objetivos pero se recomienda que no sean demasiados para no complicar demasiado su control mensual.  Podemos comenzar con dos o tres objetivos que agrupen varios destinos del gasto y luego con más práctica podemos ir aumentando gradualmente la cantidad de los mismos. Por ejemplo, tres grandes objetivos para empezar a ahorrar de forma estratégica serían: viajes, vivienda e imprevistos. Una vez establecidas las cuotas mensuales asociadas a cada objetivo de ahorro, deben ser rigurosamente el “primer gasto” del mes cuando cobramos nuestro ingreso, en esto no se puede fallar. Es fundamental establecer objetivos realistas, en función de nuestra situación financiera de ingresos y egresos mensuales. Entonces apenas cobro mi ingreso mensual separo el dinero con destino al ahorro y luego utilizo el saldo para pagar las cuentas habituales del mes.

¿Qué hago con el dinero mensual de cada cuota de ahorro por objetivo?

Una vez retirado el dinero de las distintas cuotas de los ahorros por objetivos, conviene depositarlo en una cuenta bancaria a la vista en la moneda asociada al objetivo del ahorro. Es decir, el dinero con destino a viajes se ahorra en dólares y cuando ahorro para imprevistos ese dinero es conveniente guardarlo en unidades indexadas que nos cubre de la inflación que sufre nuestra moneda nacional. Sobre este punto les comentamos que existe un banco de plaza que tiene cajas de ahorro en UI con un costo mensual fijo muy reducido.

El dinero se deposita todo junto en el banco pero es fundamental llevar una planilla que diga los conceptos de cada ahorro, y controlar que la suma de nuestras planillas coincida con el total en la cuenta. Es muy tentador sumar todo y decir que ese es nuestro ahorro total, pero no es saludable hacerlo ya que podemos terminar gastando el dinero en algo que no era nuestro objetivo. Entonces, si me pregunto cuánto dinero tengo ahorrado, me tengo que responder de acuerdo al ejemplo planteado: “X” para viajar, “Y” para vivienda, “Z” para imprevistos, donde X, Y, Z salen de nuestras planillas de ahorro por objetivos.

Una vez que se acumula dinero con el transcurrir de los meses podemos comenzar a invertirlo a plazo con el objetivo de ganar intereses pero siempre alineando los plazos con los objetivos del ahorro. Si vamos a viajar en verano, se puede invertir con vencimiento para diciembre o enero. Lo mismo si pensamos cambiar el auto en un año. Lo que no tiene fecha prevista, conviene tenerlo a la vista o colocarlo a 30 días todos los meses cuando la suma comienza a elevarse. Para este punto les conviene leer nuestra sección de “Inversiones Financieras” donde podrán analizar las distintas opciones que existen en nuestro mercado.

Estamos convencidos que el ahorro por objetivos mejora significativamente la situación financiera de las familias y las protege de endeudamientos innecesarios. Es muy importante ser ordenado para lograr el éxito en esta forma de ahorrar. La base conceptual de el ahorro por objetivos es que el gasto nunca tiene que producirse antes que el ahorro: primero se ahorra y después se gasta. El bienestar financiero de las personas contribuye a mejorar su calidad de vida reduciendo las clásicas preocupaciones económicas que tienen la mayoría de los uruguayos. Y para lograr ese bienestar financiero tenemos una muy buena herramienta en el ahorro por objetivos.

    Print       Email

Te puede interesar...

Entrevista en Poder Ciudadano Radio: el ahorro, la inversión y el endeudamiento saludable

Leer mas →