Loading...
Usted esta aqui:  Home  >  Endeudamiento saludable  >  Current Article

Préstamos gratis con la tarjeta de crédito

By   /  diciembre 8, 2014  /  No Comments

    Print       Email

prestamos gratis

Diciembre es un mes de mucho gasto y las cooperativas de crédito salen agresivamente al mercado ofreciendo préstamos que tienen un costo de intereses de dos cifras. Asimismo, se viene el verano y muchas personas necesitan dinero en efectivo para tomarse unas vacaciones. Desde Finanzas Uruguay pensamos que la tarjeta de crédito junto a un buen presupuesto elimina gran parte de la necesidad de adquirir esos costosos préstamos.

¿Cómo lograr un préstamo gratis con la tarjeta de crédito?

El primer paso es tener un buen presupuesto de ingresos y egresos familiar. De esta manera tenemos la posibilidad de conocer el gasto contado aproximado que tenemos todos los meses en consumo (nafta, supermercado, etc.). Si por ejemplo a través de ese análisis llegamos a la conclusión de que nuestros gastos contados suman unos $ 20 mil podemos por ejemplo “fabricar” un préstamo a tasa cero en la cantidad de cuotas que uno quiera. Como esos $ 20 mil son aproximados ya que no gastamos todos los meses exactamente lo mismo en consumo dejaremos un margen razonable de por ejemplo 25% y entonces confeccionaremos un préstamo de $ 15 mil.

El procedimiento es muy sencillo: si queremos tener fondos “frescos” por $ 15 mil simplemente debemos utilizar la tarjeta de crédito en lugar del pago contado en nuestras compras de consumo habitual hasta llegar a esos $ 15 mil. Es clave ir sumando los comprobantes que nos dan los comercios en donde consumimos y cuando llegamos a esos $ 15 mil de gastos de consumo paramos de usar la tarjeta de crédito y el resto del consumo lo enfrentamos con efectivo (o tarjeta de débito que es lo mismo y además nos ahorramos 4 puntos de IVA).

Ya tenemos los $ 15 mil en efectivo pero se lo debemos a la tarjeta, ¿y ahora?

Ahora tenemos que fijarnos la cantidad de cuotas en las que queremos devolver el préstamo ajustándonos siempre a nuestros presupuestos mensuales. Supongamos que ese préstamo de $ 15 mil lo queremos pagar en 3 cuotas de $ 5 mil. En enero cuando cobremos nuestro salario o renta tendremos que pagarle a la tarjeta de crédito en efectivo el total de la deuda que asciende a $ 15 mil y luego realizaremos el mismo procedimiento que en diciembre pero con la diferencia que pararemos de utilizar la tarjeta cuando lleguemos a $ 10 mil en nuestras compras de consumo habituales. El resto del consumo del mes lo pagaremos contado. Llegamos a febrero y nuevamente pagamos el total de la deuda de la tarjeta que ahora es de $ 10 mil. Aplicamos el mismo procedimiento pero solo financiaremos $ 5 mil con la tarjeta de crédito. Finalmente en marzo pagaremos esos 5 mil de la tarjeta y ya no la utilizaremos mas para financiar nuestro consumo habitual. El resultado: obtuvimos un préstamo de $ 15 mil en diciembre que pagamos en tres cuotas de $ 5 mil durante los meses de enero, febrero y marzo.

En resumen:

En diciembre: Financio $ 15 mil con la tarjeta y como resultado obtengo $ 15 mil en efectivo en mi presupuesto

En enero: pago con mi ingreso de enero $ 15 mil de tarjeta de crédito y durante el mes me financio en $ 10 mil

En febrero: pago con mi ingreso de febrero $ 10 mil de tarjeta de crédito y durante el mes me financio en $ 5 mil

En marzo: pago con mi ingreso de marzo $ 5 mil de tarjeta de crédito y ya no la utilizo mas para consumo habitual. El préstamo fabricado en diciembre ya está totalmente cancelado.

Este artículo es un ejemplo más de la importancia de confeccionar presupuestos mensuales de ingresos y egresos familiares para lograr el orden necesario que requiere este tipo de procedimientos. En nuestra sección “el ahorro es la base” tienen algunas técnicas de ayuda para confeccionar los presupuestos correctamente.

    Print       Email

Te puede interesar...

Subrayado Investiga: el ahorro de los uruguayos

Leer mas →