Loading...
Usted esta aqui:  Home  >  Informes semanales  >  Current Article

Informe viernes 08/09/17: Inflación se mantiene baja y Uruguay logra colocar nueva emisión de deuda en moneda nacional

By   /  septiembre 8, 2017  /  No Comments

    Print       Email

De acuerdo a la información del Instituto Nacional de Estadística, la inflación de agosto fue de 0.77%. Como el incremento de precios del mismo mes pero del año pasado había sido de 0.57%, la inflación anual tuvo un leve incremento pasando de 5.24% a 5.45% pero manteniéndose por sexto mes consecutivo dentro del rango meta del gobierno que se ubica entre 3% y 7%.

La suba de precios acumulada hasta agosto prácticamente igualó a la inflación anual ubicándose en un 5.47%. Esto sucede porque el año pasado la suba de precios acumulada entre los meses de setiembre y diciembre fue nula, debido a que los meses de primavera en general no tienen incrementos de precios significativos y por otro lado en los meses de diciembre el gobierno viene aplicando una rebaja puntual de la tarifa de UTE que genera un crecimiento negativo del IPC en dicho mes.

En definitiva, para que el IPC cierre por debajo del 5.5% en el presente año 2017 será necesario una nueva aplicación del programa “UTE premia” que generaría “deflación” en diciembre y por lo tanto que podría contrarrestar los incrementos que tenga el IPC entre los meses de setiembre y noviembre como ocurrió el año pasado.

Uruguay aprovecha inflación en niveles reducidos para emitir deuda nuevamente en moneda nacional pero duplicando el plazo

Luego de la exitosa emisión de deuda en pesos uruguayos a 5 años de plazo lograda en el pasado mes de junio, se logró recientemente una nueva emisión pero a 10 años en el mercado internacional por USD 1.100 millones pagadero en moneda nacional y con una tasa de interés inédita de tan solo 8.625%. Estamos hablando de una deuda que paga al inversor tan solo tres puntos porcentuales por encima de la inflación actual que por otro lado es una de las más bajas de los últimos doce años.

Desde este espacio hemos comentado en alguna oportunidad la importancia de poder emitir deuda en moneda local, privilegio que tenían solamente los países desarrollados en tiempos pasados. ¿Por qué es tan importante? Porque se trata de deudas de muy poco riesgo para el país emisor que en definitiva logra trasladar los riesgo al inversor. Si por ejemplo la inflación se dispara en los próximos años, la deuda se reduce en términos reales. Si el país devalúa, la deuda medida en moneda extranjera se reduce y la inflación que genera esa devaluación también reduce esa deuda en términos reales. Es decir, cualquier movimiento brusco al alza de la inflación o del tipo de cambio castiga al inversor y por el contrario funciona como un amortiguador de daños para el país emisor ante eventuales dificultades futuras.

De los USD 1100 millones emitidos en esta nueva operación, se realizó canjes de deuda en dólares y unidades indexadas por USD 200 millones, es decir que se mejoró parcialmente la calidad de la deuda actual que tiene el país pero se incrementó el pasivo del estado uruguayo en USD 900 millones. Estos fondos frescos refuerzan su capacidad para afrontar los próximos vencimientos de deuda que se avecinan. Pero como punto negativo que empaña estas exitosas emisiones debemos mencionar el actual déficit fiscal que se mantiene en 3.6% del PIB lo cual no solo impide una reducción del endeudamiento global sino que lo tiende a incrementar. Si además de cambiar pasivos emitidos en dólares o unidades indexadas por deuda en pesos y a tasas de un dígito, se lograría reducir la deuda bruta y neta en relación al PIB, Uruguay reduciría sus riesgos ante un eventual cambio de ciclo económico que hasta ahora no ha ocurrido fundamentalmente por un contexto internacional que es favorable para las economías emergentes.

De todas formas, el mundo desarrollado sigue teniendo problemas para salir de su extremada liquidez generada por la aplicación de políticas monetarias acomodaticias. La Zona Euro por ejemplo seguirá con su política de adquisición de activos de deuda hasta fin de año manteniendo sus tasas de interés en niveles prácticamente nulos y la FED en Estados Unidos podría enlentecer nuevamente su normalización monetaria ante datos del mercado laboral menos alentadores y una inflación que no logra repuntar. Todo este contexto de hiper liquidez es favorable para Uruguay que necesita mantener el acceso a crédito barato para invertir en infraestructura, el gran “debe” del país en estos últimos años.

Tengan muy buen fin de semana, gracias por seguirnos. Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza – responsable de Finanzas Uruguay. Se trata de opiniones personales que no implican ningún tipo de asesoramiento

    Print       Email

Te puede interesar...

No reencontramos en marzo, feliz verano para todos!

Leer mas →