Loading...
Usted esta aqui:  Home  >  Endeudamiento saludable  >  Current Article

¿Cuando conviene endeudarse?

By   /  diciembre 3, 2014  /  No Comments

    Print       Email

deudas

Muchas veces tendemos a pensar que todas las deudas son malas. Nosotros desde Finanzas Uruguay pensamos que existen tres grandes tipos de deudas:

* Perjudiciales

* Opcionales

* Saludables

Las deudas perjudiciales son aquellas deudas que atentan contra nuestra salud financiera. Entendemos como perjudiciales la adquisición de préstamos no planificados en un presupuesto y asociadas con el consumo. Hoy en día hay un “boom” del consumo en nuestro país y las empresas financieras (bancos y cooperativas por ejemplo) salen al mercado agresivamente a ofertar préstamos “cortos” en moneda nacional y con tasas de interés que en realidad son muy elevadas pero se disfrazan en una cuota accesible para el bolsillo de la gente. Recuerden siempre que la inflación actual es aproximadamente un 8% anual y cuando les digan la cuota mensual a pagar ustedes deberían preguntar cuál es la tasa anual que le están cobrando para al menos tener una idea del verdadero costo de la deuda (la tasa menos la inflación es el costo real que están asumiendo). Muchas veces consumimos más de lo que necesitamos gracias a la fuerte publicidad de las marcas en los medios y si ese exceso de consumo se transforma en una deuda tenemos un problema. Nuestra recomendación es evitar la adquisición de deudas relacionadas con el consumo y no planificadas en un presupuesto. Existen deudas opcionales que nos pueden ayudar para evitar estas deudas perjudiciales como veremos a continuación.

Las deudas opcionales son aquellas deudas que utilizamos como herramienta para organizar nuestras finanzas personales. Como ya hemos mencionado en nuestros informes relacionados con la educación financiera, es fundamental la confección de un presupuesto mensual de ingresos y egresos para cada mes del año si queremos tener una adecuada planificación financiera que esté relacionada con la calidad de vida que queremos y podemos tener. Una vez que tenemos una buena planificación de nuestros futuros ingresos y egresos podemos asumir deudas estratégicas que estén controladas en nuestros presupuestos mensuales. La tarjeta de crédito bien utilizada por ejemplo, es una excelente herramienta para adquirir deudas transitorias a tasa cero. ¿Por qué le vamos a pagar intereses a una institución financiera para adquirir préstamos al consumo si nos podemos financiar gratis con nuestra tarjeta de crédito? De todas formas, un error muy común es utilizar la tarjeta espontáneamente acrecentando continuamente el saldo a pagar mensual hasta llegar a lo que nosotros decimos que es “la trampa del pago mínimo”. Nunca se debe pagar el mínimo de la tarjeta, si llegamos a esta situación realmente tenemos un problema que debemos resolver inmediatamente organizando nuestras finanzas a través de presupuestos mensuales ya que seguramente aún no los hicimos. Existen otras deudas opcionales que pueden ser asumidas aunque tengan cierto costo como por ejemplo una deuda para la adquisición de un vehículo. Nosotros recomendamos el ahorro por objetivos y de esta manera evitamos cualquier deuda innecesaria pero sabemos que mucha gente se organiza de esta manera para obligarse a ahorrar. Es decir, en lugar de gastar parte de sus ahorros en la compra de un vehículo asumen una deuda controlada en su presupuesto para de alguna manera “obligarse a ahorrar” para poder pagar la cuota del préstamo. Este tipo de deudas son opcionales, si bien tienen su costo no afectan nuestra salud financiera siempre y cuando estén correctamente planificadas en un presupuesto mensual de ingresos y egresos confeccionado adecuadamente.

Finalmente entendemos que existen las deudas saludables desde el punto de vista financiero ya que nos permiten concretar por ejemplo la adquisición de nuestra vivienda. El ahorro por objetivos que nosotros recomendamos no alcanza para concretar el “sueño de la casa propia”. Deberían pasar muchos años para poder concretar la compra y de esta forma nos obligaríamos a alquilar un inmueble que nos reduciría nuestra capacidad de ahorro. Entendemos que nuestros presupuestos mensuales de ingresos y egresos nos permiten planificar la adquisición de deudas a largo plazo que se transforman en saludables financieramente ya que nos dan la posibilidad de progresar económicamente evitando el alquiler que se transforma en un gasto en lugar de una inversión. Resulta fundamental evitar la asunción de deudas a largo plazo por encima de nuestras posibilidades y de esta forma hay que tener cuidado con el monto de la cuota del préstamo que deberemos pagar mensualmente y por muchos años. Les recomendamos nuestro artículo “Endeudamiento para adquisición de inmuebles” que podrán encontrar en  nuestra sección de endeudamiento saludable.

    Print       Email

Te puede interesar...

Subrayado Investiga: el ahorro de los uruguayos

Leer mas →